Los smartphones, también llamados teléfonos inteligentes, no sólo han cambiado nuestro estilo de vida sino también la forma en que consumimos contenidos y accedemos a la información, por eso, debemos adaptar las páginas web a los nuevos dispositivos móviles.